La Cooperativa Eléctrica adquiere el terreno en el que se instalará el campo solar

Este jueves, tal y como se anunció en la Asamblea General Ordinaria de la Cooperativa Eléctrica Benéfica Albaterense, se ha procedido a la compra del terreno en el que se instalará el campo solar.  Este es un paso más para la construcción de esta instalación con la que la entidad pretende comenzar a producir su propia energía. El terreno, que consta de unos 43.000 metros cuadrados, ha costado unos 250.000 euros. Se encuentra en el Camino del Derramador, junto a la Rambla del Lucas. Además en él cabe la posibilidad de instalar entre 2 y 2,5 megas de capacidad a través de alrededor de 6.000 placas solares.

El pasado sábado los socios de la Cooperativa Eléctrica Benéfica Albaterense aprobaron por unanimidad la ampliación de la instalación solar fotovoltaica, ya que, según destacó el vicepresidente, Paco Rael, tras haber aprobado hace dos años la inversión para una instalación fotovoltaica, de alrededor de 1.150.000 euros y que era para la construcción de un campo solar de 1,5 megas, “empezamos los trámites pero en el territorio de Albatera nos fue muy complicado encontrar un terreno”, además subrayó que “en un año que nos ha costado encontrar el terreno es cierto que la instalación de este tipo de campos ha cambiado tanto a nivel normativo como de mercado a velocidad de vértigo, un cambio legislativo que supone que construir un campo solar en la comunidad valenciana sea mucho más rápido”.

También se comunicó a los socios que “el precio de la placa ha disminuido a tal velocidad que nos hemos planteado la construcción de un campo que produzca como mínimo la mitad de la capacidad que nuestras líneas son capaces de absorber”. Según el estudio inicial que se ha realizado la producción prevista sería de algo más de 3.000.000 kw al año, lo que supone alrededor del 12% del consumo total al año de Albatera “por lo que el total de la producción de este campo solar lo asumiría la demanda de la población  de Albatera”.

El siguiente paso, es comenzar a realizar el proyecto que se presentará a las distintas administraciones. La inversión sería de alrededor de 1.500.00 euros sin contar el terreno ni el punto de vertido, con unos ingresos anuales 137.000 euros. “El periodo de retorno de la inversión estaría entre 12 y 16 años y como añadido se puede decir que a partir del año 1 la electricidad que genera este campo la podríamos comprar alrededor del 6% más barata, y al fin de amortización la energía nos costaría un 70% menos”.

El objetivo de la construcción del campo solar es principalmente la protección del precio, pudiendo producir un 10% de nuestro consumo, porque “quien no tenga este tipo de producción estará obligado a ir al mercado, sabiendo que lo controlan las grandes empresas”. Este es un proyecto “beneficioso para los consumidores y el medio ambiente, ya que reducimos el vertido de CO2 a la atmósfera” indicó el vicepresidente de la entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *