La Cooperativa Eléctrica recibe el Premio Patronato Cultural Albaterense como reconocimiento a la labor de la Obra Social

El pasado viernes 3 de mayo, la Cooperativa Eléctrica Benéfica Albaterense recibía el Premio Patronato Cultural Albaterense como reconocimiento a los 90 años de historia de la entidad así como a la labor de la Obra Social en el municipio. Este acto, que se celebró en los salones parroquiales, estaba enmarcado dentro de las actividades organizadas con motivo del Día del Libro por el Patronato.

Antes de la entrega del premio, se desarrolló la conferencia «Historia y Obra Social de la Cooperativa Eléctrica Benéfica Albaterense» donde Tremedal Alarcón, Mario Berna y José Antonio Berná hicieron un repaso por los momentos históricos más destacados de la entidad.

Tremedal Alarcón recordó que la Cooperativa Eléctrica fue fundada en 1929 por iniciativa de un grupo de vecinos de la localidad, costando el título de socio 25 pesetas. Dos años más tarde, en 1931 se instaló el primer centro de transformación en la calle San Antonio y en septiembre de ese mismo año el ayuntamiento dio permiso para la distribución. Las oficinas, se encontraban entonces en la calle Ramón y Cajal, mientras que las asambleas se celebraban en el Casino.

Ya en el 1972 es cuando se construye el centro de transformación número 2, un año antes, en 1971 pasaba a llamarse Cooperativa Eléctrica Benéfica Albaterense. En el año 1977 comienzan las obras de la sede social en la calle Pascual Cánovas. En el 1979 se produce la celebración del 50 aniversario de la fundación, inaugurándose las oficinas en el emplazamiento que tienen actualmente. Pasamos a 1999 cuando se inscribe a la Cooperativa Eléctrica como empresa distribuidora en el Ministerio de Economía.

En 2004 se cumplen 75 años y para ello se dona a la iglesia parroquial de Albatera una campana. En ese mismo año se cuenta ya con 22 transformadores. En 2013 llega el impulso de la Obra Social a través de la colaboración con numerosas asociaciones socioculturales de la localidad. Al año siguiente, en 2014 se pasa a contar con 59 transformadores.

Es en 2016 cuando la entidad pasa a ser un grupo empresarial pudiendo desarrollar la distribución y comercialización de acuerdo a la normativa. Finalmente, y del año 2017 destacan distintos proyectos como Avifauna, la inauguración de la reforma de la sede de la Cooperativa o el primer punto de recarga de vehículos eléctricos.  

Mario Berna, hizo un pequeño resumen por las distintas etapas de la historia de la obra social de la cooperativa, puesto que en 90 años de historia de la entidad ha afrontado cuatro etapas principales.

Según indicaba Berna, sus primeros 50 años se centraron en garantizar el suministro mínimo de energía y solo se reducía a facilitar el acceso a los socios. Después, en la década 70, la segunda época va ligada al crecimiento del municipio que exigía una mejora de suministro. En ese momento el fin de Cooperativa era garantizar una calidad de suministro acorde a ese crecimiento, recordando también que en aquellos años el cobro se realizaba de manera manual, a través del puerta a puerta de los socios.  

En los años 70-80 empieza a definirse como funcionan las cooperativas eléctricas y es cuándo se empieza a dar una respuesta más social y benéfica. En el año 2000 la entidad social se consolida a través de expansión de las redes en el municipio.

En el 75 aniversario se produce una renovación del edificio, que además coincide con la inauguración de la avenida de la libertad y la sede pasa a tener dos fachadas y aumenta la respuesta administrativa a los socios. Es en esta fecha cuando comienza la función de mecenas, donde se han hecho grandes inversiones con el fin de recuperar patrimonio o engrandecerlo, como por ejemplo con la incorporación de la campana de la iglesia.

En el 2009 el sistema eléctrico cambia completamente y ese cambio del sector va de la mano de la evolución tecnológica donde todo está relacionado. Si antes hablábamos del cobro manual casa por casa, ahora vemos que los contadores se actualizan y mandan información cada 15 minutos.

Mario Berna finalizaba su intervención subrayando que hay muchas formas de entender la obra social, por una parte está la de mecenazgo y otra es la del servicio diario. En esta última parte destaca un nivel tecnológico a la altura, por ejemplo, la estación meteorológica que te permite conocer muchos datos climatológicos a tiempo real. También quiso hacer una mención especial a la sede de la cooperativa que es el corazón de la empresa y que hace dos años se inauguró su última reforma, realizándose con el objetivo de que estuviese a disposición de todos los socios y asociaciones del municipio siendo un edificio moderno, adaptado y tecnológico.

José Antonio Berná destacó que la Obra Social es “uno de los cambios fundamentales desde que llegamos al Consejo Rector”, aunque quiso hacer hincapié en que “la gran obra social es el precio, que es mucho más bajo de lo que nos imaginamos”. La Cooperativa Eléctrica “tenía el apellido de benéfica pero no se le daba demasiada importancia, por eso hubo una decisión clave cuando llegamos, y es que del 5% que se destinaba al principio pasamos al 20%, lo que hizo que fuese mucho más visible y en la última asamblea se subió a un 30% que es el máximo posible”.

“Decidimos que nuestro proyecto fuese cultural y asociativo”, indicando que la la única condición que se pone a las asociaciones cuando presentan sus solicitudes a la Obra Social es “que hagan alguna actividad o evento para todo el pueblo” señaló José Antonio, informando que “cada año se le ha dado respuesta a unos 60 proyectos además de los proyectos propios que hemos puesto en marcha, como recuperar el sonido de la Tracaleta a propuesta del Patronato Cultural Albaterense”.

También “hemos hecho muchos proyectos en la iglesia porque queríamos recuperar patrimonio, y yo personalmente es del que más orgulloso me siento es de la recuperación de la tracaleta, en la que además se hicieron visitas guiadas para que la gente la conociera , consiguiendo que más de 500 personas conozcan la historia de nuestra parroquia”.

Otro de los proyectos más destacados y simbólicos de la Obra Social, es “el Enciende tu Luz que ya es algo tradicional para comenzar la Navidad”.

José Antonio Berná quiso poner en valor la puesta en marcha de la “Bonificación Especial como ayuda a las personas que más lo necesitan”. En este caso “pasamos en el 2014 de 300 solicitudes a 414 bonificaciones concedidas en 2018”, algo que “es uno de los mayores orgullos el poder ayudar”.

 Para finalizar, destacó que el gran objetivo de la Obra Social es que “para nosotros es fundamental hacer que la sociedad albaterense sintiera la Cooperativa Eléctrica como suya y la valoren un poco más”.

Comparte en....Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *